versos del alma.

SEAMUS HEANEY

SEAMUS HEANEY 

EL BOSQUE DE LOS ABEDULES

Al fondo del jardín, al alcance del agua del río,
en una esquina murada como una alberca
o el horno de una abadía sin techo
o una villa romana de suelo roto
han plantado su bosque de abedules.
Hace poco de esopero cada mañana
ya se ofrecen al sol como ellos mismos
mientras crecían, lo blanco de la corteza
sufrido y fresco como el blanco camisón de satén
que ella dobla y alisa mientras vierte el té
y se sienta en frente de donde él
balancea una sandalia en su pie puntual,
tan desnudo como el de un abad.
Ladrillo rojo y pizarra, un ciruelo
y un manzano mantienen su credibilidad,
un cd de Bach hace la ronda del jardín o del prado.
Sobre ellos un rastro en el aire se encoge
y ondula como una vara de sauce
o la llama de una vela.
“Si algo nos enseña el arte”,
dice él, triunfando sobre la vida con una cita,
“es que la condición humana es privada”.

Seamos Heaney

Blanca Varela. Perú 1926-2009

Blanca Varela. Perú 1926-2009

Nadie nos dice

Nadie nos dice

Nadie nos dice cómo
voltear la cara contra la pared
y morirnos sencillamente
así como lo hicieron
el gato o el perro de la casa
o el elefante
que caminó en pos de su agonía
como quien va
a una impostergable ceremonia
batiendo orejas
al compás
del cadencioso resuello
de su trompa
sólo en el reino animal
hay ejemplares
de tal comportamiento
cambiar el paso
acercarse
y oler lo ya vivido
y dar la vuelta
sencillamente
dar la vuelta

(

Carlos Drummond de Andrade

Carlos Drummond de Andrade

Consuelo en la playa

Vamos no llores.
La infancia está perdida.
La juventud está perdida.
Pero la vida no se perdió.

El primer amor pasó.
El segundo amor pasó.
El tercer amor pasó.
Pero el corazón continúa.

Perdiste a tu mejor amigo.
No hiciste ningún viaje.
No posees carro, barco, tierra.
Pero tienes un perro.

Algunas palabras duras.
Con una voz mansa te golpearon.
Nunca nunca cicatrizan.
Pero ¿Y el humor?

La injusticia no se resuelve.
A la sombra de un mundo errado
murmuraste una protesta tímida.
Pero vendrán otras.

Sumado todo esto, deberías
precipitarte de una vez en las aguas
Estás desnudo, en la arena, en el viento.
Duerme hijo mío.

Traducción: Nidia Hernández.

Borges

Borges

Los justos

Un hombre que cultiva un jardín, como quería Voltaire.
El que agradece que en la tierra haya música.
El que descubre con placer una etimología.
Dos empleados que en un café del Sur
juegan un silencioso ajedrez.
El ceramista que premedita un color y una forma.
Un tipógrafo que compone bien esta página,
que tal vez no le agrada
Una mujer y un hombre que leen
los tercetos finales de cierto canto.
El que acaricia a un animal dormido.
El que justifica o quiere justificar
un mal que le han hecho.
El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
El que prefiere que los otros tengan razón.
Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.

Rafael Cadenas

Rafael Cadenas
Fotografía: Lisbeth Salas

Beloved Country

Cuánto tuyo no se desenvuelve
como música perdida en mí.
País al que regreso cada vez
que me he empobrecido.
Sello, fasto, bóveda de los cofres.
Nunca me has negado tu leche de virgen.
Mi reflujo, mi fuente secreta, mi anverso real.
Ignoro el alcance de tu olor
pero sé que has estado
en todos mis puntos de partida,
envolviéndome
Oriente solícito, como una ceremonia.
País donde van las líneas de mi mano
lugar donde soy otro,
mi anillo de bodas,
estás cerca del centro.

Sirkka Turkka, Finlandia 1939

Sirkka Turkka, Finlandia 1939
Foto Libro:Nousevan auringon talo

Cuando los pensamientos son lencería.

Cuando los pensamientos son lencería,
apilados en los estantes, ordenados, alineados
como las copas de champán y ponche,
la grabada plata deslustrada y el viejo oro liso.
Y llega el invierno, comandante en jefe Ulysses Simpson Grant,
el rey Lear, su barba blanca.
El lago se vislumbra entre los árboles, en el lago
una perca rayada, tigre ártico.
Entre el bosque se vislumbra la tierra, cuya cuna
es de alto pino tambaleante.
Del cual no podemos soltar los ojos,
del cual nos levantamos,
al cual nos abismamos, cuando los pensamientos
están apilados, ordenados,
apinados, cuando son de puro
pino, de su raíz.
Cuando duerme el pez.
Entra en otro mundo y cierra los ojos.
Aquí no florece el liquen, así es su color de advertencia.
Y cuando matan a la hembra de un tiro, quedan las crías.
Aquí la sangre está parada, encantada,
con un truco de magia meten el corazón bajo la piedra
y lo sacan.
Aquí empujan el corazón hasta al pecho de la perca.
Oh qué alegría, cuando a la pena sigue la pena.
Cuando el invierno siempre está llegando y yendo
como la marcha de Rákóczy,
como el Lear, su barba blanca,
una tragedia verdadera, el otoño es su materia.
Uno lo sabe con los ojos cerrados: el invierno llega tras el invierno,
como la pena llega tras la pena, el verano allí en el medio
como un tumor maligno, que rompe la arquitectura del bosque:
tantas hojas y no se ven los árboles.
Y no llega el verano, la enfermedad, sin el invierno, el rey agujereado,
el comandante en jefe de la aurora boreal, no sin la barba congelada.
Donde nosotros, la tribu de gallinetas de agua, estamos condenados a vagar,
donde nosotros, las estrellas, estamos condenadas a centellear.
Donde la perca se hunde hasta el fondo,
cierra los ojos y se queda mirando

Traducción: Aida Presilla Straus

Jorge Eielson. Peú 1921 Roma 2006

Jorge Eielson. Peú 1921 Roma 2006

No conocere

No conoceré el gusano ni la tierra
Sobre mi calavera
Mis cenizas irán directamente
Al cielo así lo espero
Dejaré sólo mis vestidos
En mis cuadros
Y en mis pobres libros
Mi corazón siempre asustado
No habrá ninguna ceremonia
Sino música y un minúsculo diamante
En el bolsillo para que no se queme todo
Mientras yo partiré
Vestido de payaso
Desbaratado pelele después del fuego
Pero tomando un vaso de vino
Con Michele

Anna Ajmatova. Rusia.1889-1966

Anna Ajmatova. Rusia.1889-1966

La musa

Cuando aguardo su llegada por las noches,
pareciera que la vida pende de un cabello.
¿Que son los honores, la juventud, la libertad,
ante la dulce huésped con su flauta en la mano?
Y entra, me mira fijamente
y me quita la manta.
Le digo
“¿fuiste tu quien dictó a Dante
las páginas del Infierno”?
Y responde: “Yo”

Traducción: Belén Ojeda

Performance Poeta:
http://www.youtube.com/watch?v=OAIkQojsKmw

else lasker-schüler. elberfeld,1869-1941

else lasker-schüler. elberfeld,1869-1941
ausgabe

mi piano azul

Tengo en casa un piano azul
Y no conozco una nota.
Está a la sombra del sótano
Desde que el mundo se hizo brutal.
Tocan cuatro manos de estrellas-
la mujer lunar cantaba en la barca –
ahora bailan las ratas en sus disonancias.
Se ha roto el teclado …
Lloro por la azul fallecida.
Ah, queridos ángeles ábranme
E vida las puertas del cielo-
comí de los ázimos panes – a
ún cuando esté prohibido.

traducción: verónica jaffé

Pár Lagerkvist Suecia 1891-1974

Pár Lagerkvist Suecia 1891-1974
foto: cortesia Instituto Sueco

Lo más hermoso es el atardecer

Lo más hermoso es el atardecer
Todo el amor que el cielo contiene
se ha juntado en luz sombría sobre el mundo
sobre las casas de la tierra.
Todo es ternura,
todo es acariciado como por manos
el señor mismo borra orillas lejanas
todo está lejos todo está cerca.
Todo es dado al hombre como préstamo.
Todo es mío y todo lo perderé
En breve todo lo perderé
Árboles, cielo, la tierra que piso
Caminaré sólo sin huellas.

Elsa Grave Suecia, 1918-2003

Elsa Grave Suecia, 1918-2003
foto: cortesia Instituto Sueco

El mar es tan profundo

El mar es tan profundo, tan profundo
como para ser amado por todos
todos los que aman un sol descendente
una vela que desaparece
y los sueños que se hundieron
profundamente bajo la luz del día
el mar es tan grande, tan grande
como para ser amado por todos
todos los que aman un país lejano
extranjero, una tempestad silbante
y el pájaro blanco que se alejó volando
pero regresó con las alas ensangrentadas
el mar es tan grande, tan profundo
que dos que amaban el mismo mar
pudieron olvidarse mutuamente.

LI BAI

LI BAI
¿Cuánto podrá durar para nosotros
el disfrute del oro, la posesión del jade?
Cien años cuando más:
este es el término de la esperanza máxima.
Vivir y morir luego;
he aquí la sola seguridad del hombre.
Escuchad, allá lejos, bajo los rayos de la luna,
el mono acurrucado y solo
llorar sobre las tumbas.
Y ahora llenad mi copa:
es el momento
de vaciarlade un trago.

traducción: marcela de juan

Rumi

Rumi

El poder de la palabra

No tejan como las arañas,
telas hechas de saliva y tristezas.
Los hilos y la trama se deshacen.
Entréguenle el dolor a Él
que se los otorgó y no digan nada.
Cuando estén en silencio,
su palabra hablará por ustedes
y cuando ya no tejan,
el tejedor será Él.

Walt Whitman

Walt Whitman

Una clara medianoche

Esta es tu hora oh alma,
Tu libre vuelo hacia lo indecible
Lejos de libros y de arte,
borrado el día, dada la lección
Y tu emergiendo plenamente,
silenciosa, contemplativa,
ponderando los temas que más amas
La noche, el sueño, la muerte
y las estrellas.

Casimiro de Brito. Algarve,1938

Casimiro de Brito. Algarve,1938
foto: marisela valero

La utilidad de lo mínimo

Lo que mejor hago es contemplar
y contemplo mal el cristal de mis ojos
está cansado y el soplo matinal
que tanto placer me dio
ahora se desprende del cuerpo
que creí mío. Poco a poco,
contemplando los árboles y sus frutos,
las aves y sus plumas,
aprendí que no hay
regreso. Oigo, palpo, no espero
nada. Las nubes navegan
blancas en los ríos; las aguas alimentan
flora y fauna; el gato cazador sentado,
asiste al encuentro aplazado
del agua y la sed.
Lo que mejor hago es contemplar
el paraíso que va naciendo.

Traducción: Nidia Hernández

Antonio Ramos Rosa. Faro 1924

Antonio Ramos Rosa. Faro 1924

Poema de un funcionario cansado

La noche me cambió los sueños y las manos
me dispersó los amigos
tengo el corazón confuso y la calle es estrecha
estrecha en cada paso
las casas nos devoran
nos consumen
estoy en un cuarto solo en un cuarto solo
con los sueños cambiados
con toda la vida contrariada ardiendo en un cuarto solo
Soy un funcionario apagado
un funcionario triste
mi alma no acompaña mi mano
Débito y Crédito Débito y Crédito
mi alma no baila con los números
intento esconderla avergonzado
el jefe me pescó con el ojo lírico en la jaula de la casa
y debitó mi cuenta de empleado
Soy un funcionario cansado de un día ejemplar
¿Por qué no me siento orgulloso de haber cumplido mi deber?
¿Por qué me siento irremediablemente perdido en mi cansancio
deletreo viejas palabras generosas
flor muchacha amigo niño
hermano beso novia
madre estrella música
son las palabras cruzadas en mi sueño
palabras soterradas en la prisión de mi vida
esto todas las noches del mundo en una sóla noche larga en un cuarto solo.

Traducción: Nidia Hernández

Nuno Judice 1949

Nuno Judice 1949
foto: marisela valero

El gato

Un gato, en casa, solitario, sube
a la ventana para que, de la calle
lo vean.

El sol pega en el vidrio
y calienta al gato que, inmóvil
parece un objeto.

Se queda así para que
Lo envidien indiferente
aunque lo llamen.

Por no se qué privilegio,
los gatos conocen
la eternidad.

Traducción: Nidia Hernández

Rosa Alice Branco. 1950

Rosa Alice Branco. 1950
foto: marisela valero

Oracion a san gregorio

donde no haya horario
ni salario
ni hoja de higuera
ni piedra de sal
ni cosa que haga mal
sólo un ramito del viento
para podernos salvar

Dormíamos encima de las gallinas
al lado de las palomas
de los montones de leñas que llegaban hasta la ventana
con los olores de mayo.
A veces un trueno
hacia al santo pararse de la cama
tomar café de prisa
abrirse camino para apartar la tempestad
del miedo de los conejos y de la abuela.
Me acuerdo de la trenza balanceándose
a la luz de la lamparita
de la oración esparcida por el cuarto
y yo encogida en el calor de la cama
para no oír ladrar los perros en la noche
sin saber que un santo los llevaba lejos del monte
donde nunca hubo ni horario ni salario
ni hoja de higuera
ni el tiempo que nos cuenta los días
sólo un ramo de viento que florece en la ventana
por entre la ceniza y la madera
y el amor de la abuela.

Traducción: Nidia Hernández

Al Berto. 1948-1997

Al Berto. 1948-1997

Cromo

andamos por el mundo
experimentando la muerte
de los cabellos blancos de las palabras
atravesamos la vida con el nombre del miedo
y el consuelo de algún vino que nos sostiene
la urgencia de escribir
no se sabe para quien

el fuego la savia de las plantas vaciadas de astros
la vida multigrafiada y distribuida así
a través de la lengua gratuitamente
el amargo sabor de este país contaminado
las manchas de tinta en la boca herida de los tigres de papel

entre tanto duermo a la velocidad de los pipelines
esbozo cromos para una colección de sueños lunares
y al despertar la incoherente ciudad odia
a quien debería amar

el tiempo se escurre en la música silente de este mar
ah amigo mío como envidio esa tarde de fuego
en la que deseaba morir y volver

Traducción: Nidia Hernández.

Ana Luisa Amaral

Ana Luisa Amaral
fotografía: Marisela Valero

Si todo fuera sólo éxtasis súbito

I
A partir de cierta falta de sueño, las cosas surgen con más nitidez. Algunas tienen hasta el privilegio de planear tras los lentes. Cóncavas o convexas, y las cosas disminuyendo o aumentando de tamaño, pero siempre nítidas.

Quisiera ser amplia al hablar de esas pequeñas cosas. No sólo de esos dos ríos que me formaron, sino de otros inherentes, aunque de río, ni el disfraz tengan.

El cuerpo tendido en la cama, al lado de otro cuerpo, el calor de otro cuerpo pareciendo confortable. Del otro lado del espejo, el corazón; al mismo tiempo victorioso y tímido, deseando quebrar murallas, el mar visto desde lo alto de las almenas. Finalmente, lo que no es ni corazón ni cuerpo, y aún así de cuerpo y corazón forjado, un pensamiento dejándose envolver por los ojos cerrados. Tímido y tierno.

Sólo ahí la utópica victoria

La hora más exacta

Imágenes
que volvían lentamente,
se recostaban sobre ella sin pudor.
Y en el silencio, la esfinge impenetrable,
sabiéndose de memoria su corazón:
renuente a los barcos
deponiendo por el suelo de otros palacios
las armas más preciosas.
No puedo, agregaría
sintiendo que se aproxima
la hora exacta.

Traducción: Nidia Hernández

Harold Alvarado Tenorio. Colombia 1945

Harold Alvarado Tenorio. Colombia 1945
fotografía: marisela valero

Bogotá

Se detienen en las esquinas para saludar,
confabular, murmurar y augurar
las ganancias de la semana próxima.
Nada dicen a ellos las señales de muerte
que castigan las calles
ni el olor de ánima yacente
que exhalan los duros mediodías de Marzo.
La vida va dando tumbos
y el ladrón o el ministro
duermen un sueño
que dura ya cinco siglos.
Sólo los locos, ululando en las plazas,
son felices.

Dario Jaramillo Agudelo. Colombia 1947

Dario Jaramillo Agudelo. Colombia 1947
fotografía: marisela valero

Primero está la soledad

Primero está la soledad.
En las entrañas y en el centro del alma:
ésta es la esencia, el dato básico, la única certeza;
que solamente tu respiración te acompaña,
que siempre bailarás con tu sombra,
que esa tiniebla eres tú.
Tu corazón, ese fruto perplejo,
no tiene que agriarse con tu sino solitario;
déjalo esperar sin esperanza
que el amor es un regalo
que algún día llega por sí solo.
Pero primero está la soledad,
y tú estás solo,
tú estás solo con tu pecado original
–contigo mismo-.
Acaso una noche, a las nueve,
aparece el amor y todo estalla
y algo se ilumina dentro de ti,
y te vuelves otro,
menos amargo, más dichoso;
pero no olvides, especialmente entonces,
cuando llegue el amor y te calcine,
que primero y siempre está tu soledad
y luego nada y después, si ha de llegar,
está el amor.

Propercio de Umbria año 50 a.C

VERSOS DE PROPERCIO

Me preguntan por qué escribo tantos versos de amor
y por qué mi obra suena delicada en los labios.
No me los dictan Calíope ni Apolo:
es mi amada quien inspira mi talento.

Si, despojada de su ropa, lucha conmigo desnuda,
entonces soy capaz de componer largas Ilíadas;

No encaja con mi sensibilidad hacer remontar,
en hosco verso, el nombre de César
a sus ancestros troyanos.

El navegante habla de los vientos,
el labriego de los bueyes,
el soldado cuenta sus heridas,
el pastor las ovejas;
yo, en cambio, trabo batallas de amor
en un lecho íntimo: que cada cual pase su vida
en el oficio que domina.
PROPERCIO

 
Anuncios

5 comentarios »

  1. ♥MELINA♥ Said:

    GRACIAS POR COMPARTIR ESTOS POEMAS Y VERSOS AMIGO, UN ABRAZO SACARE ALGUNOS QUE ME AGRADARON MUCHO … BENDICIONES PARA TI Y LOS TUYOS….MELINA, SIN FRONTERAS.

  2. ♥MELINA♥ Said:

    GRACIAS POR COMPARTIR ESTOS POEMAS Y VERSOS AMIGO, UN ABRAZO SACARE ALGUNOS QUE ME AGRADARON MUCHO … BENDICIONES PARA TI Y LOS TUYOS….MELINA, SIN FRONTERAS.

  3. ♥MELINA♥ Said:

    GRACIAS POR COMPARTIR ESTOS POEMAS Y VERSOS AMIGO, UN ABRAZO SACARE ALGUNOS QUE ME AGRADARON MUCHO … BENDICIONES PARA TI Y LOS TUYOS….MELINA, SIN FRONTERAS.

  4. ♥MELINA♥ Said:

    GRACIAS POR COMPARTIR ESTOS POEMAS Y VERSOS AMIGO, UN ABRAZO SACARE ALGUNOS QUE ME AGRADARON MUCHO … BENDICIONES PARA TI Y LOS TUYOS….MELINA, SIN FRONTERAS.

  5. ♥MELINA♥ Said:

    GRACIAS POR COMPARTIR ESTOS POEMAS Y VERSOS AMIGO, UN ABRAZO SACARE ALGUNOS QUE ME AGRADARON MUCHO … BENDICIONES PARA TI Y LOS TUYOS….MELINA, SIN FRONTERAS.


{ RSS feed for comments on this post} · { TrackBack URI }

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: