PAZ Y POESÍA AL MUNDO (poetas)

De las cosas de este mundo, quedarán sólo dos: Poesía y Bondad. Nada más. Cyprian Kamil Norwid. Polonia (1821-1883)

 

Poetas Portugueses de siempre

FERNANDO PESSOA (1888-1935) Vivió Entre 1895 y 1905 en Sudáfrica. Es reconocido como uno de los poetas mayores de Portugal. Se maquinó una serie de heterónimos que le permitieron verter y cifrar su poesía desde múltiples representaciones. Álvaro de Campos, Alberto Caeiro, Ricardo Reis, y Bernardo Soares son algunos de sus heterónimos.

Ven noche (selección)

Ven Noche antiquísima e idéntica,
Noche Reina destronada al nacer,
Noche igual por dentro al silencio,
Noche con las estrellas, lentejuelas fugaces
En tu vestido bordado de Infinito.

Ven vagamente,
Ven levemente,
Ven sóla, solemne, con las manos menguadas
De lado, ven
Y trae los montes distantes al pie de los árboles cercanos,
Funde en un campo tuyo todos los campos que veo,
Haz de la montaña un bloque sólo de tu cuerpo,
Atenúale todas las diferencias que veo de lejos,
Todos los caminos que la suben,
Todos los distintos árboles que la hacen verde-oscura a lo lejos,
Todas las casas blancas y con humo entre los árboles,
Y deja sólo una luz y otra y otra más,
En la distancia súbitamente imposible de recorrer.

Señora nuestra
De las cosas imposibles que buscamos en vano
De los sueños que vienen a encontrarse con nosotros
al crepúsculo a la ventana.

De los propósitos que nos acarician
En las grandes terrazas de los hoteles cosmopolitas
Al son europeo de la música y de las voces cercanas y lejanas
Y que duelen por saber que nunca los realizaremos
Ven y envuélvenos.
Ven y acarícianos
Bésanos silenciosamente en la frente.
Tan levemente en la frente que no sepamos que nos besan
Sino por una diferencia en el alma
Y un vago sollozo saliendo melodiosamente
De lo antiquísimo de nosotros
Donde tienen raíz esos árboles maravillosos
Cuyos frutos son los sueños que acariciamos y amamos
Por saberlos fuera de lugar en relación a la vida

Ven solemnísima
Solemnísima y llena
De un oculto deseo de llorar
Tal vez porque el alma es grande y la vida pequeña
Y todos los gestos no salen de nuestro cuerpo
Y sólo alcanzamos hasta donde nos llega el brazo
Y sólo vemos hasta donde llega la mirada.

Ven, dolorosa
Madre Dolorosa de las Angustias de los Tímidos
Turris-Eburnea de las Tristezas de los Despreciados.
Mano fresca sobre la cabeza de los humildes con fiebre
Sabor a agua sobre los labios secos de los Cansados
Ven, del fondo
Del horizonte lívido.
Ven y arráncame
Del suelo de angustia y de inutilidad
Donde presumo.
Arráncame del suelo, margarita olvidada.
Hoja a hoja lee en mí no se que sino
Y deshójame a tu gusto.

Ven, Noche silenciosa y estática.
Ven a envolver manto blanco en la noche
Mi corazón
Serenamente como una brisa en la tarde leve.
Tranquilamente como un gesto materno acariciando.
Con las estrellas reluciendo en tus manos
Y la luna máscara misteriosa sobre tu rostro
Todos los sueños suenan de otra forma
Cuando tú vienes
Cuando tú entras bajan todas las voces.
Nadie te ve entrar.
Nadie sabe cuando entraste
Si no de repente, viendo que todo se recoge.
Que todo pierde las aristas y los colores.
Y que en el alto cielo aún claramente azul
Ya creciente nítido o círculo blanco, o simple luz nueva que viene
La luna comienza a ser real.

Mario de Sá Carneiro. Lisboa 1890. París 1916. Íntimo amigo de Pessoa forma parte del Modernismo portugués y es con Fernando Pessoa co-fundador de la revista Orpheu. Sus libros de poesía: Dispersión, 1914. Indicios de oro, 1937. Poesía, 1946.

Serradura

La sala del castillo está desierta y reluciente.

Tengo miedo de Mí. ¿Quien soy? ¿De donde vengo?
Aquí todo ya fue. En sombra estilizada.
El color murió y hasta el aire es una ruina
Viene de Otro tiempo la luz que me ilumina
Un sonido opaco me diluye en Rey

16 (segmento)

Siempre hay un gran Arco al fondo de mis ojos
A cada paso mi alma es otra cruz,
Y mi corazón gira: es una rueda de colores
No se a donde voy, ni veo lo que persigo
Ya no es mi rastro el rastro de oro que aún sigo
Resbalo en puentes de gelatina y moho
Hoy para mí la luz es siempre media luz

Sophia de Mello Breyner Andresen
(Oporto 1919 Lisboa 2004) Estudió Filología Clásica en la Facultad de Letras de la Universidad de Lisboa. Poeta y cuentista. Algunos de sus libros de poesía son: Día de Mar (1947) Coral (1950) Libro Sexto (1964) Geografía (1967) Dual (1972) Islas (1989) Musa (1994) Obra Poética I, 1990. Obra Poética II y III, 1991. O buzio de coz, 1997 y Mar, 2000. Mereció los premios de Poesía: Premio Camões 1999. Premio de Poesía Max Jacob 2001. Premio Reina Sofía de Poesía Ibero-Americana, 2003.

La pequeña plaza

Mi vida había tomado la forma de la pequeña plaza
Aquel otoño en que tu muerte se organizaba meticulosamente
Yo me aferraba a la plaza porque tú amabas
La humanidad humilde y nostálgica de las pequeñas tiendas
Donde los empleados doblan y desdoblan cintas y telas
Yo quería cambiarme por ti, porque ibas a morir
Y la vida toda dejaba allí de ser la mía
Yo trataba de sonreír como tú sonreías
Al vendedor de periódicos al vendedor de tabaco
Y a la mujer sin piernas que vendía violetas
Yo le pedía a la mujer sin piernas que rezara por ti
Yo encendía velas en todos los altares
De las iglesias que quedan cerca de esta plaza
Pues tan pronto abrí los ojos fue para leer
La vocación de lo eterno escrita en tu rostro
Yo convocaba las calles los lugares las gentes
Que fueran testimonio de tu rostro
Para que ellos te llamaran para que ellos deshicieran
El tejido que la muerte entrelazaba en ti.


Eugenio de Andrade, Póvoa de Atalaia, 1923. Realizó estudios en Lisboa y Coimbra. Poeta, prosista y traductor. Vivió en Oporto desde 1950. Algunos de sus libros de poesía son: Las manos y los frutos, 1948; Los amantes sin dinero, 1950; Hasta mañana, 1956, Corazón del día, 1958; Mar de Septiembre, 1961; Ostinato Rigore, 1964; obscuro Dominio, 1971; Matéria Solar, 1980; Branco no Branco, 1984; O Outro Nome da Terra, 1988; Rente ao dizer, 1992; Poesia, terra de minha mãe, 1992; Oficio de paciencia, 1994. En Oporto existe una fundación con su nombre.

Es urgente el amor
Es urgente un barco en el mar.

Es urgente destruir ciertas palabras,
odio soledad crueldad,
ciertos lamentos,
muchas espadas.

Es urgente inventar alegría,
multiplicar los besos, los trigales
es urgente descubrir rosas y ríos
y mañanas claras.

Cae en los hombros el silencio y la luz
impura, hasta doler.
Es urgente el amor, es urgente
Permanecer.

Traducción de los poemas: Nidia Hernández

Anuncios

3 comentarios »

  1. Africa Said:

    Bellos versos de grandes poetas, un regalo para los sentidos..gracias amigo por compartirlosFeliz semanaUn abrazo

  2. Chantal Said:

    paz y poesia por te querido amigo, besitossss

  3. Teresita Said:

    un placer visitar tu espacio un abrazo amigo


{ RSS feed for comments on this post} · { TrackBack URI }

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: